La diabetes mellitus tipo II es una condición multifactorial que se caracteriza por una
resistencia a la insulina causada por una respuesta alterada de sus receptores; esto no
implica necesariamente que la producción de este afectada. La gran mayoría de los
casos de personas con este tipo de diabetes suelen presentar un exceso de grasa
abdominal, la cual procura un ambiente proinflamatorio de bajo grado y un aumento
del estrés oxidativo siendo los responsables principales del desarrollo de esta
enfermedad.


Actualmente se estima que 463 millones de personas entre 20 y 79 años viven con esta
enfermedad, pudiendo superar la cifra de 693 millones de personas en el año 2045 (IDF
Diabetes Atlas, 2019) (Cho et al, 2018).


La prevalencia de esta enfermedad hace de vital importancia la búsqueda de nuevas
alternativas. En la publicación de hoy hablaremos sobre el efecto de la cúrcuma en la
diabetes. La curcumina que es el principio activo de la cúrcuma, esta parece tener un
efecto antioxidante, antiinflamatorio, anticancerígeno, neuroprotector y antidiabético.
(Seo EJ et al, 2018) (Baliga MS et al, 2012) (Hatcher H et al 2008)


En el pasado año 2021 se llevó a cabo una revisión para tratar de evidenciar los efectos
de la curcumina sobre la diabetes mellitus. Para ello utilizaron 16 artículos donde
participaron un total de 1207 pacientes diabéticos. Los autores pudieron confirmar
como la suplementación con curcumina disminuyó significativamente, la glucemia en
ayunas, la hemoglobina glicosilada, los triglicéridos, los niveles de colesterol y la
proteína C reactiva (marcador de inflamación). Constatando que la cúrcuma puede ser
útil en el abordaje terapéutico de los pacientes con diabetes (Marton L T, et al 2021)


Claro está que todos los estudios utilizaron suplementos de cúrcuma para poder llegar
a tener esos efectos terapéuticos, es importante saber que añadiendo cúrcuma de vez
en cuando a algunos de tus platos, no vas a conseguir ese impacto. Por otra parte, no
hay que olvidar que el tratamiento mas efectivo para REVERTIR este tipo de diabetes es
la reducción del exceso de grasa abdominal. Se estima que, en pacientes con sobrepeso
u obesidad, la probabilidad de desarrollo de diabetes tipo 2 se reduce en un 16%, por
cada kg de peso perdido. (Richar F Hamman et al, 2006)


Autor: Javier Braun Dietist-Nutricionista